Enfermería especializada | Terapia física

La fisioterapia es necesaria si un paciente ha sufrido una lesión o enfermedad que ha afectado la función o las habilidades motoras. El programa de fisioterapia puede consistir en evaluación, ejercicios terapéuticos, entrenamiento de la marcha, recomendaciones de equipos de adaptación, masajes, tratamientos de calor frío o eléctricos, todos orientados a ayudar al paciente a alcanzar su máximo potencial motor funcional. Los ejercicios personalizados pueden incluir estiramiento y fortalecimiento, terapia manual como movilización de tejidos blandos, masajes y técnica manual especializada.

Problemas de salud comunes que se beneficiarían de la fisioterapia:

        • Problemas de equilibrio o de marcha.
        • Articulaciones rígidas y músculos adoloridos
        • Debilidad general
        • Desequilibrio de postura
        • Recuperación de lesiones o reemplazo de articulaciones.
        • Alta reciente de un centro de rehabilitación

Nuestro proceso de fisioterapia es fácil de comenzar.

1. Evaluación de la seguridad en el hogar: un fisioterapeuta con licencia evaluará su hogar y su entorno para detectar posibles riesgos de caídas y otros peligros, y también establecerá un programa de ejercicios en el hogar.

2. Visitas de PT y PTA: un fisioterapeuta o un asistente de fisioterapia trabajará con usted en su hogar semanalmente para completar su programa de terapia. Él o ella pueden enseñar ejercicios, estiramientos y técnicas específicos, y usar equipo especializado para abordar el equilibrio y la fuerza general.